Estado de Piauí

El Estado de Piauí tiene una costa de 66 km, posee un litoral privilegiado: en la frontera con el Marañón, en el este, está ubicado el Delta del Parnaíba, un arquipélago con más de 75 islas, dotado de bellezas y formas naturales inimaginables.

El eco sistema es riquísimo, presentando dunas doradas con más de 40 metros de altura, lagunas de agua dulce, florestas de manglares y cercado por laberintos de igarapés.

 

 
   

La capital Teresina está ubicada entre los ríos Poti y Parnaíba, siendo local de pasaje entre el Norte y el Nordeste. La ciudad de Parnaíba, puerta de entrada para el Delta, posee bellezas extraordinarias, como la bella Laguna del Portinho, la famosa playa de Pedra de Sal presentando de un lado aguas tibias y tranquilas, y del otro, bloques de piedras en donde el mar tirase ruidosamente, centros artesanales, y bellisimas iglesias.

En el Piauí, hay también la Cachoeira do Urubu (enormes bloques de piedras esculpidas por las aguas del río Longá), los Pozos Jorrantes de Cristino Castro, la Serra das Confusões (a 500 km de Teresina, la Sierra tiene este nombre estraño por las mudanzas de colores que ocurren varias veces durante el día, confundindo las pessoas que pasan por el alrededor) y muchas otras atracciones llenas de varias sorpresas.

La temporada del verano en el litoral, durante todo el més de julio, atrae miles de visitantes, de todas las partes del Piauí y del Brasil, a los municípios de Parnaíba y Luís Correia, en donde hay inúmeros eventos, opciones de ócio y entretenimiento, no sólo durante las vacaciones, pero practicamente el año todo.

La colonización del Piauí se dió del interior hacia el litoral, en donde la actividad de los primeros pobladores era la ganaderíado, los cuales buscavan nuevas tierras para los campos de pastajes. Fue el río Parnaíba el que contribuyó para la penetración y la conquista del interior, demarcando las fronteras del estado. Las tierras piauienses del 1635 al 1714 pertenecian a veces a la província de Pernambuco, a veces a la de Bahia. En el 1715 pasaran bajo la jurisdicción del Maranhão; en el 1718 separase y es creada la capitania del Piauí.

El primero pueblo del estado era llamado Vila da Mocha, siendo más tarde transformado en la primera capital del Piauí, Oeiras, posteriormente transferida para Teresina. Participa de las luchas por la Independéncia, de las revueltas, como la Balaiada, de la Guerra del Paraguay y, en 1889, el Piauí tornase Estado de la República Federativa del Brasil.

Ùnica capital nordestina que no se ubica en el litoral, vive de sus playas fluviales y de las leyendas que nacen de las águas de sus ríos, como la leyenda del Cabeça-de-Cuia.

Por esa ausencia del mar, la ciudad desarolló bastante su vida nocturna, y hay todas las semanas numerosas opciones de shows, presentaciones musicales, teatro, cine y boîtes, con destacado para la cocinna típica de sabor exquisito.

Fue así que los eventos se multiplicaran y hoydía la ciudad recibe diversas ferias, congresos y convenciones al mes, muchos de caracter nacional e internacional. Las artesanías presentan trazos característicos en el arte de las imágenes de santos (fibras y pajas), en las esculturas (alfarería), en la tejedura (hilos de algodón) o en los laberintos y bordados.

El folclore teresinense guarda las manifestaciones culturales de su población, como el Bumba-meu-boi, que expresa la época de la colonización y la ocupación de las tierras nordestinas. Teresina mantiene aún sus moradas coloniales, con la imponéncia de la época del domínio portugués.

 

 

 

<< Página anterior - Página siguiente >>